viernes, 16 de enero de 2009

HERMOSA CAPITAL DE MI PAÍS

La verdad que tengo alma ciudadana, me encanta nuestra Capital Federal, su vida apresurada, su loco trajinar, tiene un misterio que solo lo revela el tango de Piazzola, el de Troilo, el de Pugliese, y el de tantos cantantes como mi preferido Julio Sosa, y más valuartes de la cultura de nuestro país y del Río de la Plata que debemos enseñar a nuestros alumnos.
Busquemos lo nuestro, enseñemos lo nuestro, hagamos gustar nuestra cultura. Mostremos que nos gusta saber nuestra historia y que por saberla la enseñamos y seremos pioneros de un cambio profundo en la Educación Argentina.




Julio María Sosa Venturini
más conocido como Julio Sosa y apodado El Varón del Tango (Las Piedras, Canelones, Uruguay, 2 de febrero de 1926, - Buenos Aires, Argentina, 26 de noviembre de 1964) fue un cantante de tango que alcanzó la fama en Buenos Aires en las décadas de 1950 y 1960.


Biografía Nació en el seno de una familia humilde, hijo de Luciano Sosa, peón de campo, y Ana María Venturini, lavandera. En 1942 se casó, con tan sólo 16 años, con Aída Acosta, de quien se separó dos años más tarde, en 1944. En su juventud, a causa de la pobreza, ejerció varios empleos (popularmente conocidos como "changas").

En 1947, había comenzado su carrera musical como vocalista de la orquesta de Carlos Gilardoni. Se fue a Buenos Aires en 1949. Llegó a triunfar en el Río de la Plata, siendo considerado uno de los cantores de tango más importantes de la segunda mitad del siglo XX.

Fue bautizado por el periodista Ricardo Gaspari como el Varón del Tango, llamándose así también su primer disco de larga duración. Leopoldo Federico hizo que el cantor se volviera famoso a través de sus composiciones.

En 1958 se casó con Nora Edith Ulfred, divorciándose poco después y poniéndose en pareja con Susana "Beba" Merighi. En el año 1960 escribió su único libro, Dos horas antes del alba.

Sosa tenía una pasión por los autos, y había tenido varios accidentes de tránsito por conducir a desmedida velocidad. Como consecuencia, falleció a los 38 años, a las 9:30 horas del 26 de noviembre de 1964, en un accidente automovilístico ocurrido en la Avenida Figueroa Alcorta de la ciudad de Buenos Aires.

Sus restos fueron velados en el Salón Argentina pero la multitudinaria concurrencia obligó a trasladar los cortejos fúnebres al Luna Park.

FUENTE:WIKIPEDIA

2 comentarios:

Silvina Carraud dijo...

Qué lujo, Lourdes! Piazzola y Julio Sosa, esos grandes que una escucha con placer, siempre... ¿y la letra de Cambalache? ¿seguimos todavía en lo mismo?
Precioso el blog!!
Un beso grande.

Sofía de Lourdes Fernández dijo...

Gracias Silvina, ahora con un poco de tiempo lo he tratado de cambiar un poco, me gusta esto, necesitaria un dia con 36 horas.
Cariños