jueves, 17 de septiembre de 2009

Gracias a mis profesores


En la trayectoria de estudio para llegar a mi profesión he tenido muchos profesores, quienes han dejado en mí recuerdos inolvidables. Aquellos que día a día no se desviaban de sus clases, ni con el mal comportamiento de nuestra adolescencia, los que encontraban temas para conversar y solicitar esa información que era necesaria para conocernos, los que nos perdonaban la falta de estudio y los que inexorablemente colocaban el 1 con rojo. Los que nos conocían profundamente y los que pasabamos a ser un número en una libreta.
A todos me parezco, de todos tengo algo, de algunas cosas no puedo escapar y en muchas me he superado.
La mejor tarea es recordarlos y tenerlos presentes a todos, pues todos me informaron y formaron en la escuela secundaria, en la escuela terciaria y hoy en la facultad.

Gracias a todos, quisiera llevarles a cada uno, estos típicos regalos, intituciones en la relación maestro-alumno que hablan del cariño y respeto que les tengo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola soy docente de nivel inicial en Ushuaia y para mí son muy lindas tus palabras. Qué bueno saber que hay gente que sabe valorar el esfuerzo de otros.... Felicidades. Melisa

Sofía de Lourdes Fernández dijo...

Gracias Melisa por pasar por aquí y dejar tu opinión.
Tienes razón, hay que ser agradecidos en la vida. Debemos hacerlo siempre y enseñarlo a nuestros hijos y alumnos. Tal vez la falta de interés por lo que hace el otro, por el esfuerzo del otro es que el mundo anda así. Volvamos a rescatar la comunicación de las buenas costumbres y todo irá mejorando de a poco.
Cariños